Danza Movimiento Terapia (DMT)

DMT

La danza como expresión humana está presente en nuestras vidas desde antes que nuestra vida sea nuestra. Arribamos al mundo gracias a la danza de ciertos elementos.

La danza es un lenguaje universal, un medio de unión y nos comunica más allá de las palabras y de las diferencias culturales. La danza es la madre de todas las artes.
La danza como expresión genuina humana nos facilita abrirnos a la posibilidad de ser intermediarios entre el cielo y la tierra, entre lo material y lo inmaterial, entre unos y otros en movimiento y en posible transformación.
Desde tiempos inmemoriales la danza fue medio de expresión, sanación, conexión con algo más grande. Cuando bailamos habitamos la totalidad del ser que somos.

La Danza Movimiento Terapia surge alrededor de los años 40 como una práctica intuitiva, llevada a cabo por bailarinas expresionistas en Europa y en EEUU, en un contexto histórico de la posguerra, y los traumas que esta había arrojado. Este  abordaje se formaliza en EEUU cuando en 1966 se funda la ADTA (Asociación Americana de Danza terapia), que definen a la DMT como “la utilización planificada de cualquier aspecto de la danza con el propósito de ayudar a la integración física y psíquica del individuo”.

Conjuntamente el desarrollo de la danza moderna en los años 30 y 40, coadyuvó al nacimiento de este maravilloso abordaje que continua nutriéndose de la danza,  y de otros conocimientos provenientes de las ciencias sociales y las neurociencias. El dialogo entre arte y ciencia amalgama  un marco teórico interactivo que va evolucionando a lo largo de las décadas. En la actualidad confluyen aportes de las neurociencias, las investigaciones del desarrollo temprano, el cognitivismo pos racionalista, el psicoanálisis relacional en la comprensión de porque el movimiento y la danza son vías de facilitación de desarrollo personal y grupal.

La Danza Movimiento terapia es una disciplina psicoterapéutica que posibilita los procesos de integración y crecimiento de una persona. Cualquier persona puede acceder a este tratamiento, no es necesario saber de danza.  Se aplica a diferentes poblaciones, niños, adultos, adolescente y ancianos. Y se trata diferentes patologías, posibilitando una mirada holística de una persona, recuperando los núcleos saludables.

Los procesos terapéuticos, psicoterapéuticos y de crecimiento personal  se ven facilitados por el uso de la danza y el movimiento como lenguaje expresivo a favor de las necesidades que una persona/o grupo requiera trabajar.  La DMT permite entrar en el mundo emocional, cognitivo y conativo de una personas, creando favorables condiciones para el cambio y la transformación, que es el objetivo de las psicoterapias en general.

Movimiento Autentico (MA).

Movimiento Autentico es una rama que se desprende de la Danza Movimiento Terapia. Una de las pioneras, Mary Whitehause, inicia una metamorfosis que no detiene su desarrollo hasta la actualidad. Se da cuenta que los bailarines eran personas, y que cada persona era movida por impulsos invisibles. En sus palabra, “aquello que mueve la persona desde dentro.” Esta fue la llama que inicio el devenir de Movimiento autentico, en sus inicios llamado Movimiento Profundo.

Una influencia fundamental para la creación de MA, fue el análisis  junguiano que su creadora realizaba,  y que completo estudiando psicología analítica.

Movimiento autentico es una experiencia en silencio, dialogal en esencia y reveladora. Sumergirse en su práctica posibilita entrar en contacto con el propio cuerpo, el propio movimiento, la propia mirada y  la inmensidad que nos habita. Sobre todo permite una escucha muy profunda con el impulso creador. Y el devenir de esa escucha en movimiento. Movimiento Autentico es poesía en movimiento.  Revela la belleza ser, con las oscuridades y dolores que también el crecimiento humano conlleva.

Amanda Buneta

Otras Prácticas